Arte Comunitario: inclusión y cohesión entre arte, ecología y educación

Las actividades artísticas no solo son para ser realizadas en un campamento o como una actividad extra sin sentido. Por medio de las artes, en la actualidad se han alcanzado prácticas educativas en las que se han armonizado la conjunción del arte contemporáneo con proyectos sociales, lo cual constituye una noción propia del posmodernismo con la cual se ha retomado el empleo y la intervención de los diversos espacios periféricos, urbanos o naturales. 

Por medio del Arte Comunitario tienen origen diversas concepciones como el medio ambiente, la cultura, y obviamente el arte a través de expresiones artísticas interdisciplinares con el objeto de analizar cómo las personas que se encuentran involucradas en tal medio como investigadores, artistas, publicistas, fotoperiodistas, y hasta los arquitectos pueden transmitir a otros, diversos temas con el fin de solventar conflictos locales y de esta manera, proyectarlos como una idea a nivel general pero desde la perspectiva de la comunidad. 

Algunos de los aspectos más relevantes que por medio del Arte Comunitario son reflejados, son los que enmarcan una serie de problemáticas sociales, catástrofes naturales, identidad cultural, calentamiento global, destrucción de los hábitat, sequía, o bien, degradación del entorno. El objetivo primordial de estos movimientos es desarrollar prácticas artísticas que sean realmente innovadoras con las que se puedan generar nuevas narrativas alternativas para fomentar el bienestar social. 

El Arte Comunitario resulta una suerte de análisis que conjuga la cultura visual, el arte contemporáneo y la educación artística como una interrelación que abraza a la ecología, la antropología y la sociología, justificando su aplicación al consumo de los recursos de una manera racional.

La inclusión social a través del Arte comunitario

El arte desde su concepto más simple y como mediador de las expresiones, se ha convertido en la herramienta más idónea para la reflexión por medio de la experiencia y para la producción común, con el que se pueden aperturar espacios para la transformación del cuestionamiento y la libertad. Alrededor del mundo se han desarrollado un gran número de talleres con la idea de que comunidades, círculos sociales y personas se conjuguen en un mismo trabajo de integración e inclusión social por medio de la expresión artística. 

La Educación Artística vista desde la inclusión social, funciona como ese canal que puede mediar entre diversos contextos con la idea de multiplicar el pensamiento crítico y con ello, consolidar puntos de encuentro e intercambio de dichas perspectivas. Al menos en España este tipo de actividades han sembrado varios proyectos donde se encuentran involucrados programas educativos enfocados incluso en prisiones con el fin de contribuir a una adecuada reinserción del privado de libertad y con ello, al enriquecimiento cultural de quienes aún se encuentran internos. 

Este tipo de iniciativas encuentran su apoyo en las distintas asociaciones que se desempeñan dentro de las actividades enmarcadas en acción social y comunitaria, y cuyo fin es el de desarrollar espacios con los que se propicie el acercamiento socio-cultural. De manera que, dichas experiencias se conviertan en un referente para las distintas prácticas artísticas a nivel mundial, como una herramienta de mediación y reflexión comunitaria.

También te puede interesar: