De todo es posible hacer si se trata de cultura

La vida social se ha encontrado de frente con la segunda ola del coronavirus, que ha supuesto un freno a la vida social y con ello al cierre de restaurantes y bares. En consecuencia, se ha reducido notablemente el campo de actividades.

Paradójicamente, en lo que respecta al ámbito de la cultura, es posible hacer prácticamente de todo, por lo que es posible darse un verdadero atracón de cultura, acompañado de las medidas anticontagio. Se puede iniciar el viaje desde la mañana hacia un museo, y no es otro que CosmoCaixa, que ofrece su espectacular exposición permanente, además de exhibiciones temporales como la consagrada a la impresión en 3D.

Seguidamente se puede ir al cine (los Verdi han organizado sesiones non stop todo el día), para luego al Liceo, o quizás a ver La jaula de las locas, el gran éxito de Llàcer y Guix que nuevamente ha regresado al Tívoli. En esta oportunidad, la cultura ha conseguido un estatus especial y privilegiado en la actual situación de crisis, por lo que se pueden disfrutar algunas actividades de forma presencial en estos días.

Arte y Exposiciones

Desde hace unos días el Govern decretó el cierre de bares y restaurantes, pero se han inaugurado en Barcelona, al menos una decena de grandes exposiciones. La última de ellas es posible verla en el Macba y esta dedicada al activista afroamericano Tony Cokes, con su primera gran retrospectiva, aunque es la última de una larga lista de nuevas citas que podemos darnos con el arte. Otra exposición reciente es Arte y mito. Los dioses del Prado, con 64 obras que han llegado desde Madrid.

Teatro y danza

En Barcelona el teatro se encuentra muy vivo, y también en otros lugares de Cataluña, como en Girona, donde se han desarrollado algunas cancelaciones, aunque también se encuentran interesantes propuestas como el festival Temporada Alta.

En su mayoría las salas barcelonesas se encuentran abiertas. El Tívoli abrió esta semana y el Coliseum también con el show de Carlos Latre. Estás son unas estupendas propuestas de la cartelera de estos raros tiempos: El combat del segle en la Beckett, El quadern daurat en el Lliure de Montjuïc, Assedegats en la Biblioteca de Catalunya.

Scape Room continúa en el Condal; el Aquitània que va a recoger parte de la programación que se quedó huérfana por el cierre de los Capitol, viene a ofrecer la segunda parte de Smiley; La Villarroel, Els gossos, el Romea, Cobertura, el Goya, La fuerza del cariño y Pegados, el musical.

Música

La música en directo se resiste a desaparecer completamente de la cartelera de la ciudad. De este modo aún es posible asistir a actuaciones en vivo y en directo, aunque en su mayoría se deben a festivales. Es así como se viene presentando el ciclo Sala Barcelona en el castillo de Montjuïc con su programación de otoño, la misma que se extenderá hasta finales de noviembre. El jazz no se queda a un lado y suena en directo tanto en Barcelona, donde su festival se prolonga hasta enero, como en Terrassa, donde concluirá este mes de noviembre.

También te puede interesar: