El arte también tiene cabida en los tiempos de epidemia

Gran cantidad de artistas se han encargado de plasmar en sus obras los efectos que las epidemias han producido en la humanidad en el transcurso de la historia. Sabemos que el coronavirus SARS-CoV-2 no se trata de la primera epidemia que ha logrado enfrentar la humanidad ya que a lo largo de la historia se han producido distintas situaciones similares en donde alguna enfermedad pudo afectar a muchas personas. 

En otros tiempos aún no existía internet, las redes sociales o todas esas formas que en nuestros días tenemos para comunicarnos. Sin embargo, ahora podemos conocer la forma en cómo se vivieron dichas crisis gracias al testimonio que se encuentran plasmados a manos de pintores y artistas de otras épocas. A continuación repasamos algunos de los artistas que vivieron epidemias o que bien, que se inspiraron en ellas a fin de poder crear sus obras.

Edvard Munch: es un artista plástico que vivió entre 1863-1944 u es el autor del famoso cuadro conocido como “El grito”, el mismo ha servido incluso de inspiración para un emoji. En su obra es mostrada una persona gritando mientras que su dolor da la sensación de teñir todo el entorno.

En este cuadro, el artista buscaba reflejar la angustia que él mismo llegó a sentir, ya que su vida estuvo marcada por la enfermedad y la tragedia. De su historia se conoce que su madre y su hermana murieron a causa de la tuberculosis, incluso él se vio afectado por la epidemia de gripe española que  se vivió en 1918. Dicha  epidemia provocó el fallecimiento de millones de personas alrededor del mundo. Podemos observar también en otra de sus obras, que él se pinta a sí mismo luego de superar la enfermedad.

Alexandre Jean-Baptiste Hesse: este se trata de otro artista que pudo transitar otra pandemia. Vivió entre los años 1806 y 1879. En 1832, este pintor de origen francés quiso rendir homenaje a Tiziano (quien fue otro de los artistas que llegó a vivir una pandemia, muriendo en Venecia durante la peste que asoló la ciudad italiana en 1576), al pintar un cuadro de grandes dimensiones donde muestra el impacto ocasionado por la peste en Italia.

Esta era una enfermedad que era transmitida por medio de las ratas. En la obra de este autor se recrea la muerte de Tiziano en medio de un contexto de pandemia que terminaría provocando gran mortandad en el norte de Italia. En la actualidad el cuadro de Hesse puede ser visto en el Museo del Louvre .

Domenico Gargiulo: fue un artista que vivió entre los años 1609 y 1675 de origen napolitano que fue conocido con el sobrenombre de Micco Spadaro. Fue un pintor que se ocupó de retratar en sus obras a personas de su ciudad y la manera en la que transitaba la vida durante el siglo XVII.

En una de sus obras se retrata el impacto de la epidemia de peste vivida en 1656. Se trata de una obra colosal, que fue pintada un año después de haber transcurrido la epidemia, en ella se observan los muertos por la enfermedad, las personas amontonando los cuerpos y también a quienes asisten a los enfermos tapándose la boca y la nariz con el fin de no contagiarse. Ésta pintura puede verse en el Museo di San Martino de Nápoles.

Francisco de Goya: se trata de un renombrado artista que vivió entre los años 1746-1828. En 1797, y luego de sufrir una enfermedad que le obligó a recuperarse durante un tiempo en Sanlúcar de Barrameda, pero que además le causó una sordera, Goya radicalmente modificó su estilo.

Hasta entonces se había dedicado a crear retratos y cuadros que funcionaban como decorativos para la nobleza, pero desde su enfermedad su pintura se tornó más oscura y crítica dando origen a su serie de grabados que se conocen como los Caprichos donde se satiriza sobre los defectos de la sociedad de su época. Una vez que regresa a Madrid, continúa pintando cuadros de ese estilo, como el Corral de apestados donde ilustra el horror de los hospitales colmados de enfermos durante la epidemia.

También te puede interesar: